De la obsolescencia de la Norma 43 al tiempo real de PSD2

La interconectividad marca la diferencia entre implementar la directiva europea y el estándar bancario legacy y supone un punto de inflexión en la gestión de la tesorería al hacer realidad algo tan necesario como es el tiempo real y evitar transferir o descargar ficheros de forma manual. Conoce cuáles son las ventajas de incorporar tecnología digital en la actualización de datos gracias al empuje de PSD2.

Norma 43

✅ En este artículo aprenderás:

    La digitalización en datos

    Existen numerosos informes de diferentes organismos que aportan datos sobre los beneficios de la digitalización en la riqueza de un país en general y en el crecimiento empresarial en particular. Uno de ellos señala que hasta 2025, la tecnología digital elevará la productividad de las pymes españolas la nada desdeñable cifra de un 15% a un 25% y permitirá incrementar el PIB en torno a dos puntos porcentuales al año, según el informe Sociedad digital en España 2020-2021 de la Fundación Telefónica.

    Por otro lado, los datos del índice Digital Economy and Society Index (DESI) de la Comisión Europea, revelan que poco más del 60% de las pymes españolas tiene, como mínimo, un nivel básico de digitalización. Además, apenas el 24% se ha introducido en el e-commerce.

    Cifras que ponen de manifiesto las bondades de la digitalización, pero también la necesidad de traccionar para que el tejido empresarial se suba al tren de la Industria 4.0, donde Cloud es la tecnología madre para introducir habilitadores tecnológicos imprescindibles para competir en este entorno incierto que obliga a tomar decisiones ágiles.

    En el sector de la tesorería, los cimientos de la digitalización los pone la directiva europea de servicios de pago PSD2. Por eso, queremos poner sobre la mesa el antes y el después que trae consigo en las dinámicas de trabajo de gestión de tesorería esta norma a nivel de acceso a datos, al democratizar la interoperabilidad bancaria, frente al tradicional estándar bancario que regulaba, con anterioridad, la transmisión de extractos bancarios mediante ficheros, la Norma 43.

    Hacia el tiempo real con PSD2

    En sus inicios, la directiva europea tenía como objetivo la implantación de un sistema único en la UE que fomentase la competencia, la innovación y la eficiencia entre los distintos actores del sector financiero. El segundo paso fue mejorar la protección del consumidor y reforzar la seguridad en el sistema de pagos, lo que supone una gran revolución para el comercio electrónico.

    De este modo, en enero de 2021 entró en vigor PSD2 que facilita el acceso de lectura a los datos bancarios de los clientes de una entidad, previo consentimiento expreso del usuario, y la conectividad entre empresas y proveedores de soluciones a través de las APIs. De tal manera que el acceso mediante APIs a la información bancaria gracias a la directiva PSD2 simplifica, abarata y mejora la eficiencia de los procesos de gestión de tesorería. 

    Y es que, las interfaces de programación de aplicaciones habilitan el open banking y, con ello, el acceso a plataformas de automatización en la nube con las que hacer realidad aspectos tan necesarios en la gestión de la tesorería: la eliminación de costes y tiempos de implementación, y la recepción de los datos en tiempo real. 

    Imagina no tener que llevar control con una hoja de cálculo la conciliación bancaria, transaccionalidad diaria, vencimientos, pool bancario, pagos y cobros… Gestionarlo todo de forma automática e instantánea. Ventajas que, en estos tiempos inciertos, se han vuelto una ventaja competitiva para la supervivencia a largo plazo.

    El decalaje de la Norma 43

    Este estándar bancario legacy que regula la transmisión de extractos bancarios es el empleado habitualmente para llevar a cabo conciliación bancaria bajo una estructura definida de la que no cabe personalización de movimientos. Generalmente, esta conciliación se ejecuta de manera automática, pero al ser vía transferencia de ficheros, tiene un decalaje de cerca de 24 horas. 

    Este es precisamente su mayor inconveniente: la falta de inmediatez. Solo se conoce el estado de las cuentas una vez al día, y no es en tiempo real, salvo que se acceda a la descarga de forma manual. En empresas con frecuentes flujos de caja es un obstáculo para la gestión optimizada de la liquidez, ya que de un día para otro la información puede quedar obsoleta. 

    Por otra parte, la implementación de los ficheros es compleja y, en muchos casos, las empresas deben recurrir a redes P2P y, por tanto, contratar licencias de comunicación, como puede ser Editran. Asimismo, el mantenimiento no resulta demasiado económico.

    Y en camino… PSD3

    La Unión Europea ha remitido consultas para avanzar en la tercera fase que debería servir para que PSD2 realmente funcione a la perfección y caminar hacia la estandarización de sistemas, la ciberseguridad y la sostenibilidad, entre otros. 

    En el ínterin, las empresas deberán sumarse a la nube, facilitando APIs para obtener conectividad con herramientas de digitalización que sirvan para engancharse a la Tesorería 4.0, con la que revolucionar la gestión y convertir a los equipos financieros en estrategas del negocio con los que impulsar el crecimiento.

     

    🔥 No te vayas sin leer estos artículos:

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir

    Utilizamos cookies técnicas, propias y de terceros para medir y optimizar nuestra web con el objetivo de darte la mejor experiencia de navegación y para ofrecer información dirigida a nuestros usuarios y posibles clientes. Puedes consultar todos los detalles en nuestra página de Política de Cookies. + INFO